¿Tienes poco tiempo para estudiar? ¡No te preocupes con estos consejos sacarás 10 en tu examen!

  1. Toma buenas notas. Si tienes poco tiempo para estudiar para un examen, hacer unas buenas anotaciones y resúmenes es vital para aprovechar bien la noche.

    • Escoge lo que de verdad necesitas estudiar. Si tu profesor realiza sesiones de repaso antes del examen, aprovéchala para saber qué temas considera más importantes. Además, puedes plantear preguntas (aunque si no has empezado a estudiar, probablemente tengas demasiadas preguntas). Muchos profesores realizan esquemas para estudiar lo más importante. Aprovéchalos bien. Aunque no contengan toda la información que se abarca en el examen, al menos podrás concentrarte en los puntos principales.
    • Usa tus notas de clase. Si has asistido a clases regularmente, deberías tener notas para repasar. Si no tienes ninguna, intenta conseguir las de algún compañero. Las notas que se hacen en clase son un tesoro, porque contienen lo que el profesor considera más importante de cada tema.
  2. Imagen titulada Cram for a Test Step 2
    2
    Identifica los conceptos más importantes. A medida que repasas tus notas, localiza los conceptos clave, las definiciones y las fórmulas. Si no te los sabes de memoria, escríbelos aparte en otra hoja, o en tarjetas. Esto te ayudará a identificar los puntos principales a recordar, y las tarjetas pueden ayudarte a repasarlos.

    • El acto de reescribir el material puede ayudarte a memorizarlo. Si tienes buena memoria visual, esta técnica te ayudará mucho. Si tienes buena memoria auditiva, recita las palabras a medida que las vas escribiendo.
    • Si tienes suficiente tiempo, puedes escribir las notas varias veces para memorizarlas. Puede parecer un trabajo tedioso, pero si estás tratando de memorizar historia o información general, te resultará muy útil. Si tratas de aprender fórmulas quizá no sea tan eficaz.
  3. Imagen titulada Cram for a Test Step 3
    3
    Estudia de manera eficiente. Como no tienes tiempo de estudiar todo el material que abarca el examen, debes concentrarte en lo que es más probable que aparezca en la prueba y concentrarte en aprender los conceptos más importantes.

    • Identifica los puntos principales. Repasa la guía de estudio y tus notas y localiza los temas más importantes y que se encuentran también en el libro de texto. Busca las secciones más importantes del texto y escribe la información que te parezca realmente importante. La idea no es escribirlo todo, sino encontrar las explicaciones más importantes, y las fórmulas que sea más probable que aparezcan en el examen. Concéntrate en estos pocos puntos principales.
    • Busca en el comienzo y el final de los capítulos del libro. La primera página suele contener los puntos clave y te ayudará a comprender la idea general del material. En la última página, normalmente, encontrarás un resumen del capítulo, o un esquema, y una lista de las fórmulas más importantes en el caso de las matemáticas o la física.
    • Piensa en qué tipo de preguntas de redacción podría haber en el examen, y cómo las responderías. A estas alturas, ya deberías tener una idea general de la información. Piensa en un esquema general con algunos conceptos clave que usarías para redactar un texto sobre el tema.
  4. Imagen titulada Cram for a Test Step 4
    4
    Haz un repaso rápido de la información. Aquí es cuando empieza el estudio en serio. Trata de absorber toda la información que has organizado, hazte preguntas para comprobar que lo has memorizado, y evalúa rápidamente qué tal lo has hecho. Esto te ayudará a comprobar en que áreas de la información debes concentrarte.

    • Repasa las tarjetas de preguntas o las notas de estudio primero. Lee los puntos principales rápidamente. Si crees que ya has memorizado, y que comprendes bien, una parte de la información, táchala de la lista o aparta la tarjeta. Si tienes dudas sobre un tema, busca la respuesta en tus notas o en el libro.
    • Ponte a prueba. Si tu profesor te ha tomado un examen de prueba, hazlo. Si no, haz tú mismo un examen de prueba, o repasa las preguntas al final del capítulo en el libro. Haz únicamente las preguntas que estén relacionadas con el tema principal. No dediques demasiado tiempo a cada pregunta. Si te quedas atascado en una, anótala y revísala más tarde.
    • Ponte una nota. Sé honrado con la calificación que te pones a ti mismo. Si no eres honrado, esto te desanimará cuando llegue el examen real. Comprueba las respuestas incorrectas y rectifícalas usando tus notas, o las tarjetas de repaso. Quizá tengas que hacer algunas tarjetas nuevas, o repasar algún concepto que pensabas que ya habías memorizado.
  5. Imagen titulada Cram for a Test Step 5

    5
    Si no eres capaz de memorizar la información, y la sesión de estudio no está funcionando como debería, prueba algunas técnicas de memorización. El cerebro nunca olvida. Olvidar cierta información puede deberse a que no se ha almacenado correctamente, no se puede recuperar adecuadamente, o quizá que almacenamos la información donde no la podemos encontrar.[1] Practica algunas técnicas de memorización. Quizá sea lo que necesitas para tu sesión de estudio de última hora.

    • Prueba a usar una mnemotecnia. Esta palabra simplemente significa “técnica de memorización”, así que es una manera sencilla de recordar algo. ¿Te enseñó tu profesora cuando eras pequeño las letras RNAVAAV para recordar los colores del arcoíris? Usar la primera letra de una lista de palabras para formar un acrónimo como este es una mnemotecnia.
    • Intenta usar palabras similares, o rimas para memorizar la información. Quizá puedas hacer una rima con alguna frase que te sea fácil de recordar, o quizá crear un historia que puedas visualizar.
    • Intenta organizar la información por temas. Por ejemplo, si estás estudiando Economía y Finanzas, intenta estudiar juntas las categorías relacionadas. Organiza las materias por conceptos.
  6. Imagen titulada Cram for a Test Step 6
    6
    Recoge y duerme un poco. A veces no se tiene suficiente tiempo para dormir, pero intenta dormir todo lo que puedas antes del examen. Una buena idea sería estudiar rápidamente antes de irte a dormir, y levantarte temprano para estudiar un poco más. Si aguantas toda la noche despierto, estarás más cansado y será más fácil que cometas errores absurdos en el examen.

    • Hay estudios que indican que la falta de sueño estropea gradualmente la memoria.[2] Y no solo esto, sino que no dormir evita el uso de la memoria a corto plazo. Así que es mejor que estudies rápidamente antes de que te entre la somnolencia, y que vayas a dormir un poco.

     

    Artículo obtenido de http://es.wikihow.com/estudiar-para-un-examen-un-d%C3%ADa-antes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s