El ABC para que cambies tus hábitos

Para formar un nuevo hábito, es importante saber qué es lo que te gusta y te motiva, ya que esto te llevará hacer las cosas. La autora Gretchen Rubin asegura que la mayoría de la gente experimenta uno de los cuatro tipos de motivación. Conocer el tuyo es básico para poder conseguir nuevos hábitos.

Para conocer tu tipos de motivación, la investigadora recomienda pensar en cómo reaccionas a los plazos y a las expectativas:

8 ejercicio

Al investigar y escribir mi último libro Better than Before: Mastering the Habits of Our Everyday Lives, me di cuenta de que todos nosotros diferimos dramáticamente en nuestra actitud hacia los hábitos y nuestra aptitud para formarlos. Desde mi punto de vista, me di cuenta de que casi todo el mundo cae en uno de los cuatro grupos: defensores, interrogadores, obligados y rebeldes”, escribe Rubin en LifeHacker.

  1. Defensores: Según Rubin, este grupo de personas se sienten impulsados por las expectativas y sienten un compromiso interno para seguir adelante con los plazos.
  2.  Los interrogadores están motivados por la razón y deben comprender plenamente a las expectativas y sentir que están justificadas.
  3. Los obligados son personas que quieren agradar y que hacen las cosas para los demás, pero no para ellos mismos.
  4. Los rebeldes se resisten a las expectativas y trabajan con metas basadas en sus propias directrices.

Básicamente, el estudio de Rubin se basa en cómo responder a una expectativa. Después de todo, se trata de un nuevo hábito: una nueva expectativa que cumplimos para nosotros mismos. Cuando entiendas cuál es tu motivación, podrás trabajar con tus propias tendencias y encontrar la mejor manera de tomar el hábito.

La mayoría de la gente tiene una idea general de qué categoría los describe. Si no la tienes, Rubin ha diseñado una manera para ayudarte a resolverlo. Además, la investigadora ofrece consejos sobre lo que puedes hacer para formar un hábito, con base en tu tipo de motivación.

Por ejemplo, si tienes el presentimiento de que eres un obligado, con un cuestionario lo puedes confirmar, además de tener una visión más clara sobre cómo trabajar y recibir un sencillo consejo.

Para los obligados, quienes son los que tiene la motivación menos acertada, la clave para la formación de hábitos es crear una responsabilidad externa.

Así que si quieres empezar a hacer más ejercicio, te podría ayudar encontrar un compañero de carrera. Saber que tienes un compromiso con otra persona cada semana es un tipo de motivación que te servirá para lograr tus objetivos bajo el pensamiento: “Me siento obligado a hacer que esto funcione (para el otro), así que voy a hacer más ejercicio”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s