En Instituto Gandhi formamos alumnos responsables, aquí te dejamos algunos tips

Llega a la clase a tiempo y prepárate para aprender. No llegues ni un minuto tarde y lleva todo lo que necesites, tus cuadernos, la tarea, el almuerzo, etc.

Respeta al maestro. Incluso si las cosas que estás aprendiendo no son interesantes, pretende que sí lo son. Sonríe al maestro y sé amable. Respeta la nota que te dé en algún trabajo. No mires el reloj durante toda la clase ya que perderás el respeto que los maestros te tienen.

 

Compórtate en clase. No juegues con tus compañeros o con algún objeto. Pon atención al pizarrón y escucha al maestro. Si otro estudiante empieza a hablarte, dile que esté quieto y que haga silencio, si no quiere dejar de hablar, sólo ignóralo.

Si otra persona se porta mal durante la clase y te echas la culpa, háblale al maestro de ésta persona si te sientes cómodo. Si no es así, trata de ignorarla tanto como puedas, y si el maestro te pide que salgas de la clase, habla con la persona o el maestro después de la clase al respecto.

Toma notas. Es muy importante, especialmente si quere tener buenas notas. Toma notas en tu cuaderno cuidadosamente, no escribas todo lo que dice el maestro, sólo coloca lo más importante. Escribe con lápiz por si necesitas borrar algo. Después de clases, lleva tus notas a casa porque pueden ser útiles para hacer tu tarea.

Entrega tu tarea eficientemente. Tomate un tiempo cada noche para hacer tu tarea, mantenla nítida (usa lapicero o computadora), por si tienes que entregarla. Pídele a alguien que chequee tu tarea (si te sientes cómodo), pero no dejes que la cambie. Es tu tarea y debes ser responsable por ella. Asegúrate de entregar tus tareas a tiempo.

  • Repone la tarea perdida o incompleta. Si te ausentaste un día, trata de reunirte con tu maestro y revisen que te perdiste. Si no terminaste el examen o entregaste un trabajo desarreglado, pregúntale a tu maestro que puedes hacer para hacerlo mejor. Si te sientes cómodo, pídele a un compañero que te ayude a ponerte al día.

Ayuda a tus compañeros. Si no pueden encontrar su libro, o no tienen lápiz y papel para apuntar, préstales el tuyo. Siempre prepárate para ayudarlos, y hazlo con respeto. Incluso si es una persona que no te cae bien y les asignaron un proyecto juntos, hazte amigo del enemigo y sigue adelante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s